Abogados Jóvenes Procesal para Dummies

Procesal para Dummies: Mi primer juicio ordinario II (Vista)

28 junio, 2020
abogados

Alberto Fernández Boira
Abogado

Si te gustó este artículo, ayúdanos a crecer ¡Sólo te llevará un minuto!:

- Suscríbete a través del panel derecho y te mantendremos informado de nuevos artículos
y/o
- Síguenos en nuestras Redes Sociales
y/o
- Comparte en tus Redes Sociales

@fernandezboira
www.fernandezboira.com

Si has llegado directamente a este artículo, te recomiendo que le eches un vistazo a la siguiente entrada: Procesal para Dummies: Mi primer juicio ordinario I (preparación), dedicada a la preparación los días anteriores al acto.

Bien, ya ha llegado tu día. Hoy te estrenas en la vista de tu primer juicio ordinario y es posible que también sea tu primera vista en general. Controla los nervios. Tómatelo como un reto y no como un suplicio. Tu actitud ha de ser valiente a la vez que prudente, pero desde luego, no la de un cordero camino del matadero. No es necesario que diga que debes ir vestido correctamente y debes haber dormido suficiente.

Momentos previos

Yo acostumbro a quedar con el cliente media hora o tres cuartos antes para tomarme un café, tranquilizarlo, recordarle lo que tiene y lo que no tiene que hacer ni decir si no es preguntado y en cuyo caso, cómo es la mejor forma de que lo haga; así como explicarle el desarrollo de la vista. Esto nunca debes hacerlo en la puerta de la sala. Piensa que estarán los testigos, las partes y tu contrario en el pasillo, de modo que es importantísimo evitar ciertos comentarios que puedan complicar la situación o lo que es peor, darle armas a tu contrario, así que yo te recomendaría que vayas a la puerta de la sala de vistas cinco minutos antes del señalamiento.

En la versión anterior de esta entrada aquí hablaba de la toga, pero como sabéis, con el COVID-19 esto ya forma del pasado y tiene pinta de que nuestra compañera se ha ido para no volver.

Has llegado al pasillo y seguramente haya mucha gente en la puerta. Pregúntales si vienen por tu número de autos y saluda a tu contrario con un apretón de manos, ahora bien, cuanto menos hables con él mejor, sobretodo escúchale. Un poco antes de entrar saldrá el/la oficial y te pedirá el carnet profesional. Ahora es el momento, prepárate para entrar.

Esquema del acto

El acto se desarrollará siguiendo el siguiente esquema, que además tienes en la Ley de Enjuiciamiento Civil, muy bien explicado en el artículo 433:

  • Hechos nuevos o de nueva noticia si los hay (y prueba).
  • Alegaciones complementarias. (complementarias, no coléis ni réplicas ni  alegaciones nuevas)
  • Práctica de la prueba:
    • Interrogatorio de las partes.
    •  Interrogatorio de testigos.
    •  Declaraciones de peritos sobre sus dictámenes o presentación de éstos, cuando excepcionalmente se hayan de admitir en ese momento.
    •  Reconocimiento judicial, cuando no se haya de llevar a cabo fuera de la sede del tribunal.
    • Reproducción ante el tribunal de palabras, imágenes y sonidos captados mediante instrumentos de filmación, grabación y otros semejantes.
  • Trámite de conclusiones

Así de sencillo.

Sala de juicio: inicio del acto

Recuerda, si no te dicen lo contrario (que puede pasar), parte actora se sienta, si estas de frente a Su Señoría, a la izquierda (a su mano derecha); y si eres demandado a la derecha (a su mano izquierda). Da los buenos días, siéntate en tu sitio, comprueba que el micro está encendido, saca los autos, tus guiones, códigos, etc…. Bolígrafo siempre a mano. A este respecto, recomendación: gastaros dinero en un buen portatil o tableta. Por un lado os simplificará mucho la vida, os permitirá encontrar cosas a una velocidad vertiginosa, mientras es posible que vuestro contrario, muy de vieja escuela tenga que sudar buscando en ajados códigos muy probablemente desactualizados. Yo uso un MacBook Air. Es una máquina impresionante: pesa y ocupa poco, es muy potente y en cinco años que llevo con él nunca me ha dado ningún problema y eso que se me ha ido más de un café encima, golpes por doquier incluso un accidente en moto y ahí sigue.

Empecemos: su Señoría abrirá el acto diciendo los autos, identificando a las partes y a los letrados para, seguidamente dar paso a los interrogatorios. Si has de comunicar algo con carácter previo y/o excepcional, hazlo antes de que dé paso a los interrogatorios o si no te da pié, corta y comenta que hay algo que comunicar.

Este momento está pensado para comunicar hechos nuevos, de nueva noticia, o bien para comunicar la voluntad de terminar el procedimiento sin entrar a juicio, desistir, renunciar, allanarse o comunicar un acuerdo. En este último caso, te recomiendo que se lo hayas comentado antes al oficial.

Los interrogatorios

Voy a intentar darte algunos consejos de forma general sobre como formular las preguntas y luego me centraré más en cada tipo de interrogatorio.

Te lo habrán dicho ya: olvídate de las películas. Si has tomado nota de los consejos de la entrada Procesal para Dummies: Mi primer juicio ordinario I (preparación), asume las actitudes (no los vicios) que vistes en otros compañeros más experimentados y que más te hayan gustado, siempre que se ajusten a tu estilo, eso sí, no lo pierdas, se siempre fiel a tu estilo.

La actitud es importantísima. Una de las procuradoras con las que empecé a trabajar me dijo una vez cuando empezaba que, en esto, «educación y buenos modales abren puertas y portales». Sé correcto, educado y elegante. Usa la entonación adecuada, se te debe de oír. Debes ser sobretodo respetuoso con todas y cada una de las personas que hay en la sala.

Recuerda que empezarás preguntando a aquellos a los que tu hayas propuesto. Formula las preguntas tranquil@. Debes de ser capaz de pasar de dulce a incisivo cuando sea necesario, e incluso a veces, ser las dos cosas a la vez. Nunca te pongas en modo fiscal (con todo el respeto) pues si te pasas Su Señoría te cortará (no es un tercer grado), además dejarás visible tu nerviosismo. Resulta paradójico pero, algunos testigos que no son de entrada amistosos, si los tratas dulcemente, se confían y acaban diciendo lo que quieres, por el contrario si se sienten atacados se cerraran y sí, pueden decir lo que tu quieres o cualquier otra cosa, esto ya lo irás viendo.

Recuerda también que de interrogatorios tendrás:

Parte

Ten en cuenta que las declaraciones de parte son eso, de parte, es decir, que dirá lo que le da la gana, de modo que valora qué preguntas vas a hacer y sobretodo si no va a portar más que lo que dijo en demanda/contestación, pasapalabra.

Testigo

El testigo es un mundo. En mi experiencia (sobretodo bancos) hay auténticos animales de juzgado y saben muy bien cómo y qué contestar. El testigo está obligado a decir verdad so pena de incurrir en delito de falso testimonio. Esto le da más veracidad que a la parte, lo que no significa que no intenten evitar una respuesta, digan medias verdades o directamente mientan, así que ten cuidado.

Si el testigo es hostil, debes saber cuando parar, a veces solo empeorarás las cosas y si ya no quieres practicar una testifical que has propuesto renuncia, a menos que la otra parte se hubiera adherido a tu testifical.

Si no sabes empezar el interrogatorio o te da un poco de miedo entrar demasiado directo, empieza con preguntas que yo llamo «de calibración». Pregunta cosas que, evidentemente tienen que ver con el objeto del proceso pero son accesorias, por ejemplo, el tipo de relación con las partes, como se conocieron, si es un trabajador o tiene algo que ver con alguna empresa que es parte, el cargo que desempeñan y durante que períodos para ubicarlos temporalmente y circunstancialmente con los hechos. A mí esto me permite analizar ante que tipo de testigo estoy, si es amistoso, si hostil, si esta nervioso, si tiene visos de ser sincero o viene a decir lo que le han dicho que diga.

Perito

Aquí no vale lo mismo, como es evidente, el designado judicialmente que el de parte. Debes de poner toda la carne en el asador con el designado judicialmente, es decir, resaltar los puntos que te interesan y evitar que se pronuncie en lo que no.

En cuanto al perito de parte, si es tuyo, sigue un poco el informe y céntrate en lo que más te interesa.

Si es de la parte contraria, deberás haber identificado aquellas manifestaciones «más de parte» de su informe e intentar cazarlo ahí, ahora bien, también debes de saber cuando parar.

El testigo/perito

El testigo perito es aquel experto que además ha tenido contacto directo con los hechos más allá de lo que sería una visión técnica a posteriori. Aquí me remito a lo que dije de los peritos, lo más importante es que, cuando te interese, quede patente qué manifestaciones son emitidas desde su óptica de perito o de testigo.

Conclusiones

Antes de entrar en las conclusiones, debes saber que existe la institución de las diligencias finales prevista en el artículo 435 de la LEC, así que si de la prueba que se ha practicado algo no ha salido algo bien (por causa no imputable a ti) no siendo suficiente porqué tampoco lo pudiste prever (ya que tendrías que haberla propuesto en ese caso en la audiencia previa) puedes proponer su práctica, de modo que si Su Señoría lo estima conveniente, las acordará para otro día y pasaréis a conclusiones. Os indico algunos ejemplos en que me las han estimado: pediste que la otra parte identificara a un testigo por haber presenciado unos determinados hechos e identificó al que no era; la contraria tenía que traer un testigo y no lo ha traído (en este caso nunca suspendas, celebra y pide las finales); o por ejemplo, del interrogatorio se deduce una prueba que nadie conocía y que puede ser decisiva.

Llegamos al trámite de conclusiones. Algo que personalmente me pone enfermo, es el contrario que en las conclusiones hace alusiones a ti, o a lo que has puesto en la página X, o a lo que has puesto en el suplico: Mi ilustre compañero ha dicho…., mi ilustre compañero ha puesto…, tengo que denunciar lo que acaba de hacer mi ilustre compañero… En serio, no se donde habéis aprendido esto, queda de arrogante y pedante personalizar en el abogado contrario. El respeto entre contendientes es fundamental. Sé siempre elegante y respetuos@, alude siempre a la parte, actora o demandada, y no al compañero contrario, aunque realmente te estés refiriendo a la desafortunada actuación del compañer@ contrario: la parte en su escrito de demanda dice que…, la parte en el suplico no ha dicho…, yerra la actora cuando dice que……

Dicho lo anterior, piensa que es un trámite que debe de durar entre cinco y diez minutos, así que, como ya dije en el anterior post, ves al turrón, intenta ubicar lo más importante al principio y deja la paja para al final, siempre respetando el orden lógico. Insisto que como ya dije, hay abogados que son de la máxima: «tómate el tiempo que necesites, pues es por tu cliente y tiene todo el derecho», y es cierto, pero si te pasas perdiendo el tiempo en cosas secundarias corres el riesgo de que Su Señoría baje su nivel de atención y no le de la importancia que se merece a algo primario; o que simplemente vaya cortando para que acabes y ello te ponga nervios@ y te dinamite las conclusiones.

Reflexión final acerca de mi primer juicio ordinario (vista)

Debo confesaros que cada vez que veo el CD de mi primer juicio ordinario un escalofrío me recorre la espalda. Estaba de los nervios, no paraba decir el «con su venia señoría» (decirlo si queréis una vez al inicio del interrogatorio y ya está), hice más preguntas de las que debería haber hecho, pero la verdad es que Su Señoría debió de darse cuenta que yo era un lechuguino y me dio cancha. Ahora me compadezco de él, no sé si yo hubiera aguantado tanto.

Lo que os quiero decir con esto es que no os preocupéis, no lo haréis perfecto, ni siquiera tu contrario que llevará muchos años de ejercicio lo hará de sobresaliente. Relájate, sé tú mism@ y no te calles nada, eso sí, siempre con educación y respeto. Además Su Señoría marcará el acto rigurosamente, es decir, no te perderás porqué te irá dando la palabra o quitándotela, por eso no te preocupes. Eso sí, si ves que se olvida algo o algún trámite se lo puedes decir, no pasa nada. Además, ¿Conocéis algún/a Magistrad@ tont@? Yo no. Rápidamente se dará cuenta de que, si no es tu primer juicio ordinario no llevas muchos a tus espaldas y será considerad@ contigo, así que no tengas miedo siempre que mantengas la actitud y postura adecuada.

Finalmente, decirte que cualquier duda me puedes mandar un privado por twitter (@fernandezboira).

¡Mucha suerte en tu primer juicio ordinario!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.